Tránsitos de Urano por los signos zodiacales

Urano es un planeta que se encuentra a 2,87 mil millones de kilómetros del Sol, es el tercer planeta más grande del sistema solar, cuenta con un diámetro de 51.800 kilómetros, y tarda 84 años en dar la vuelta al sol. Es un planeta gaseoso, principalmente constituido por Hidrógeno y Helio y entre otros rasgos el movimiento de rotación sobre sí mismo es bastante rápido, completándose en 17 horas. Este, al igual que otros planetas, juega un papel muy importante en el desarrollo de la astrología y si quieres saber del tránsito de Urano por los signos zodiacales, te invitamos a leernos a continuación.

Urano en la astrología

Urano viene de Oruanos, el dios del cielo, es el hijo y el esposo de Gaia (Tierra madre), con quien tiene numerosos hijos como titanes, seres gigantescos y monstruosos que tienen una fuerza fabulosa. Responsables de las sacudidas sísmicas y las erupciones volcánicas, según la mitología, Saturno es uno de los hijos y quien le mató, con el apoyo de su madre. En la astrología, Urano representa lo imprevisible, los movimientos, y los impulsos repentinos, este es un planeta que trae influencias artísticas y de creatividad a las personas.

Enaltece la originalidad, la influencia de espíritu, la imaginación, el anticonformismo y la necesidad de libertad, invita a los individuos a explorar más sus capacidades, para sacar de ellas lo mejor. A salir de su zona de confort y conocer nuevos horizontes, a tener un aprendizaje que lo lleve a una realización, a ir en la búsqueda de nuevas oportunidades que lo lleven hacia el camino del éxito. Pero también es dual, y puede traer a su paso la tensión nerviosa, la brutalidad y la mediocridad, las energías que recibamos de él, dependen básicamente del momento que vivamos en nuestras vidas, y de la disposición que tengamos para aceptar sus dones.

Tránsito por los signos

Los tránsitos de Urano son muy visibles en la vida de una persona, cuando Urano transita por una casa o planeta promueve el cambio, y nosotros lo sentimos como si inevitablemente, tuviéramos que cambiar algún aspecto de nuestra vida. Es un planeta que viene con la renovación, para que dejemos atrás situaciones o personas que no son las más ideales, para restablecer nuestro entorno y poder mejorar, alcanzar un bienestar.

El cambio se produce repentinamente, es como si se tratara de un impulso irrefrenable y es así cuando sucede lo irremediable, terminamos relaciones, cambiamos de domicilio, renunciamos del trabajo para ir por uno mejor, y en general, ocurren todas aquellas situaciones que revolucionan nuestro existir. Es un planeta que nos lleva a desatar los nudos que nos impiden ser únicos, para así poder encontrar nuestra propia esencia e identidad. Urano en tránsito consigo mismo (fases de 7 años) también trae etapas muy visibles en la vida de los individuos y nos llevan a una nueva identidad creativa, avanzamos con un instinto de libertad y gozo. Y el tránsito por la Luna nos encamina hacia el conocimiento personal y la reflexión, cambiar para poder mejorar.

Artículos relacionados

Anterior

Tránsitos de Júpiter por los signos zodiacales

Siguiente

Orígenes e historia de los 4 elementos del zodiaco