Las fantasías sexuales y sueños eróticos de Escorpio

Dentro de cada uno de nosotros coexiste una forma de viva que por lo general suele conservarse de forma hermética, incluso es considerada todavía como un tema tabú. No obstante, es algo inherente a cada persona y le pertenece desde el mismo instante de su concepción, ya que las tendencias humanas en este sentido están determinadas por los astros. Por ello no podemos disociar a ningún hombre de sus fantasías sexuales más profundas ni de aquellos sueños que lo transportan a un universo distinto de placeres propios. En esta ocasión marcharemos en caravana hacia el núcleo esencial a partir de donde se estremecen los instintos sexuales de Escorpio.

Un aspecto muy vivo en las horas de Escorpio

Para un escorpiano, encontrar el placer es una búsqueda interminable de algo que tarda mucho en llegar; la razón de esto es que en realidad ese placer lo halla en esa incesante labor de búsqueda. Una especie de doloroso delirio, fantasma que siempre habrá de acompañarlo, se mezcla con su irrefrenable necesidad de galopar a lomos de una poderosa excitación.

Escorpio arrastra para sí con ansias contenidas, utilizando sus garras de imbatible fiera, sin abandonarse hasta que llega el momento preciso, las formas más extremas que hay de exprimir hasta el último rastro de placer erótico. Debido a sus rasgos salvajes es como un demonio, maestro del sexo, en la cama. No existen restricciones que le impidan irrumpir en el nirvana del placer máximo.

Entre sus fantasías sexuales están las de someterse a su pareja y atraer cualquier tipo de dolores físicos con la finalidad de encontrar un placer extremo. En su mente idea creativos tormentos para los que él será quien los resista todos. Le atrae lo misterioso, lo que todavía no se ha intentado. El peligro, caminar sobre la cuerda floja son su manera de gozar y divertirse en lo erótico. Cuando se desatan al libre antojo de sus exacerbados sentidos, que por lo general es cuando ellos quieren, son tremendamente sexuales, inagotablemente ardientes, apasionados amantes sedientos de sexo.

Hombre o Mujer escorpiana: el buen sexo es fundamental

La mujer de Escorpio buscará la manera de que el momento del encuentro en la intimidad sea muy especial. El sexo es para ella la actividad más importante de su relación de pareja, algo que no puede ser suplido con ninguna otra cosa. No habrá riendas que la sujeten mientras no haya saciado sus deseos más recónditos de hallar el clímax en la agonía de sus fantasías satisfechas.

El hombre de Escorpio tiende a ser más sexual que cualquier otro. Es directo y dominante, hace y deshace sin inhibiciones, la cama es para él un ring que conoce como la palma de su mano, donde habrá de librar sus mejores batallas. Supera todas las expectativas depositadas en su persona. Escorpio es probablemente el signo que más fructifica en el sexo; es muy visual, contemplar un físico bien dotado es para él   un platillo que no puede abandonar sin antes haber probado cada uno de sus sabores.

Artículos relacionados

Anterior

La profesión ideal para Capricornio, aquella que le hará feliz

Siguiente

Tener un amigo de Leo: veamos cómo es su amistad