Un hogar para Leo y la revitalización de Cáncer

Cáncer y Leo son de naturalezas opuestas y es la primera premisa. Evidenciado esto desde el momento en que Cáncer está regido por la Luna y Leo por el Sol. Cada quien andará por su rumbo, con hábitos contrarios, con pensamientos opuestos, con actitudes disímiles. Si no llegan a encontrarse, seguirán así, haciendo cosas que el otro no haría.

Cáncer es un signo intuitivo, no hace uso de la razón, se empeña más en otorgar al mundo los frutos de su vida interna emocional; debido a este hecho, muchas veces será casi imposible comprender por qué actúa tan irracionalmente frente a desconocidos que intentan aproximársele sin antes haber tanteado el terreno.

Cáncer: Herramientas para una convivencia feliz

La empatía será la herramienta más utilizada de Cáncer, con ella se forjará un ambiente familiar basado en fuertes lazos sentimentales, al que se agregarán amigos que han sido seleccionados meticulosamente. Entre los atributos de estos últimos deberán estar los de parecerse en su fuerte conciencia emocional y su cualidad de amar y proteger a los suyos.

En la mente de cáncer, el concepto de fidelidad toma matices hogareños, confía fuertemente en aquellos que pertenecen a su círculo y por ende les entrega su vida. Una virtud muy apreciada y que Cáncer sabe hacer bien es la de vérselas con su propio dolor y el sufrimiento de los demás. Sabe cómo y por qué rumbos despachar el padecimiento de sus allegados.

Cuando ha de enfrentarse a algo desconocido, el temor es mayor para Cáncer que para cualquier otro signo. Necesita tener la plena seguridad de que no hay peligros acechando. Esto contrasta con su carácter frente a personas que ya ha integrado a su círculo, frente a quienes se manifestará abiertamente, mostrándose siempre tal como es, sin reservar nada para sí.

Leo: orgulloso y autoritario

Leo es orgulloso, no muestra debilidad ante los demás; se resiste a mostrarse inferior frente a los otros. Esto lo consigue manteniendo su punto de vista, mostrándose siempre arrogante y majestuoso. Cuando Leo se ve al espejo ve a un tipo fuerte, gallardo, un vencedor nato. Es autoritario en su trato con los demás, busca el sometimiento de los otros y lucha incansablemente por recibir aclamaciones. Su vida entera estará dedicada a lograr triunfos cada vez mayores que le permitan mantener el estatus de súper-humano que cree tener a ojos de sus seguidores.

Cáncer y Leo son signos complementarios y por ende compatibles. Ambos se beneficiarán del encuentro. Cáncer hace más profunda la personalidad de Leo, otorgándole sentimientos que le brindan una perspectiva más humana de las otras personas, desde este momento ya no sólo son admiradores sino que también son conciencias que necesitan atención. La alegría en la familia de Cáncer (incluidos sus amigos) se alimenta del optimismo y el temperamento siempre dispuesto de Leo.

Cáncer tiende a vivir del pasado y Leo vive en función de triunfos futuros. Entre los dos se efectuará un balance que atraerá su atención hacia el presente. Leo infundirá en Cáncer el deseo de emprender, el fuego para cuidar mejor de los suyos. Cáncer brinda a Leo un hogar en el que descansar acogedoramente cada vez que regrese agotado de sus duras contiendas.

Artículos relacionados

Anterior

Elegir el Nombre de Tu Bebe Segun los Horoscopos

Siguiente

Acuario ¿Como Conquistar a una Mujer de Este Signo?