¿Conoces las debilidades y las virtudes de los nacidos en Piscis?

Piscis es un ser de serenidad y calma. Es casi siempre versátil amable y, no es contrario a los pareceres de nadie; simplemente se adapta a las circunstancias, sin oponer resistencia. Están siempre disponibles y ponen en primer lugar las necesidades de los otros, que siempre están por encima de las suyas. En sus inmediaciones no se respirará aroma a hostilidad, Piscis es realmente cariñoso y afable. Su principal característica es la de secundar. No se les verá a la cabeza, sino siguiendo a quien lo ha llamado. Se dejan llevar hacia cualquier parte, valiéndose tan solo de su intuición, sin servirse de la razón. Suelen interesarse por el arte.

Las virtudes de Piscis

Ya que no suelen emplear la razón —bien sobrevalorado de la sociedad—, son capaces de experimentar sensaciones y ver realidades que para el resto permanecen ocultas. Se internarán en los caminos de lo místico, de la espiritualidad. Son capaces de percibir lo que ocurre a lo lejos o tener premoniciones muy certeras.

Sus obras las realizan basándose en la bondad. Ayudan a los demás sin esperar nada a cambio, por el simple hecho de calmar en parte el dolor de la humanidad. Habrá quien pretenda aprovecharse de esto y Piscis lo permitirá, sin manifestar ningún sentimiento negativo. Siempre estarán disponibles para cualquiera que los llame, siempre mantendrán la puerta de su casa abierta para quien quiera guarecerse en ella.

Se convierten en grandes artistas porque son capaces de percibir de continuo la inspiración que brevemente visita a los menos privilegiados. En su labor pierden la noción del tiempo, borran las fronteras de la Tierra y abandonan todos los convencionalismos. Poca importancia tiene para Piscis el materialismo de quienes acumulan riquezas o poder; no hay nada más incomprensible para ellos. Son muy comprensivos, Piscis vive para servir a los demás.

Los defectos de los nacidos en Piscis

Casi nunca ocurre; pero cuando sucede, Piscis puede estallar en una airada alegoría de coloridas furias e chispeantes insultos que dañan profundamente a su objetivo. Es más frecuente verlos cambiando de un estado emocional a otro. La realidad no tiene mucho que entregarles, por eso suelen escapar hacia estados alterados de conciencia, valiéndose de alucinógenos. Se quiebran con facilidad cuando son acorralados y presionados.

Son extremadamente sensibles y unas pocas palabras hirientes tienen en ellos un efecto destructivo de grandes consecuencias. Es preferible no confiar en un Piscis para emprender un proyecto en el que se requiera de mucho compromiso. Aunque él acepte realizarlo con mucha docilidad, no es algo en lo que esté interesado y, del mismo modo en que aceptó realizarlo, cambiará de parecer y se inmiscuirá en otros proyectos.

No es constante en lo que realiza, un día puede hacer una cosa y al día siguiente hacer lo contrario. Por su carácter, puede ser el objetivo preferido de los abusadores, porque no hará nada para defenderse. Suele confiar en los demás y por ello es engañado con suma facilidad. No confían en sus propias capacidades para realizar algo, prefieren que otros tomen las iniciativas.

Artículos relacionados

Anterior

Hola Capricornio: ¿Qué tal eres en el sexo y el amor?

Siguiente

Vamos a conocer las gemas de la suerte para Sagitario