Hola Capricornio: ¿Qué tal eres en el sexo y el amor?

Las personas que son de elemento tierra tienen un tempo más pausado y lento, hacen las cosas pensando siempre en el largo plazo. Son también sensuales y atractivos. Son estables emocionalmente y hacen las cosas con practicidad. Buscan también una relación estable, donde su pareja esté interesada en formar una familia y vivir pacíficamente. Capricornio actúa siempre con un propósito en mente, no hace las cosas a la ligera. Cuando hay que caminar en pos de un objetivo, se asegura siempre de dar pasos firmes.

¿Cómo te comportas, Capricornio, en el plano del amor?

Podemos decir que la conquista de la persona que despierta sus deseos seguirá también estas directrices; irá siempre con la intención de ganar, sin titubeos, poniendo mucha atención a los innumerables detalles que el objetivo requiere. Y, en el largo plazo, lo consiguen; en función de su paciencia, gracias a su arduo esfuerzo.

Respetan siempre las reglas del juego; no invierten esfuerzos en hacer cosas peligrosas, con escasa probabilidad de éxito. Exigen de su pareja un compromiso con los planes que se han trazado para ambos. Suele ser muy exigente con ella, tanto como lo es consigo mismo. Capricornio es muy ambicioso y siempre consigue lo que quiere, de modo que será inútil intentar espantar a uno que se haya fijado como meta el robarte el corazón.

Siempre pragmático en cualquier aspecto, inclusive en el amoroso, Capricornio no malgasta fuerzas en una causa perdida o de poco provecho. No se deja llevar por el entusiasmo o la espontaneidad; cuando conoce a alguien, primero la evalúa pacientemente antes de decidir enamorarse. Luego, no habla de sus intenciones, no manifiesta sus emociones.

Tienen su alma gemela en quienes luchan por sus sueños

Sienten aprecio por quienes, como él, albergan grandes ambiciones y luchan infatigablemente por hacerlas realidad. Se toma la vida con seriedad y no emplea su tiempo en actividades donde fluya la adrenalina, en medio de una atmósfera de riesgo e inseguridad. Les atraen mucho las cosas que lucen un bello acabado estético: el físico, los objetos materiales, el lujo.

Aunque por fuera parezca un ser frío, aunque no siempre, Capricornio ostenta una rica vida interior. Gusta de aquello que puede deslumbrar sus sentidos y sabe ser un buen amante en la cama. Es tan apasionado como los que más; aunque entrar en esta condición le llevará más tiempo que a la media de personas.

En la esfera sexual, se traza un objetivo muy curioso. Despliega todas sus herramientas con tal de satisfacer todos los deseos y necesidades de su pareja. Para sentirse conforme consigo mismo, adquiere la firme intención de planificar todos los detalles con los más refinados escrúpulos. Cree que con la combinación adecuada de acciones, técnicas y recursos conseguirá satisfacer a su pareja, allí donde nadie más lo ha conseguido. Suele animar a que el objeto de sus deseos se manifieste genuinamente. No disfruta de una actitud fingida o de una entrega parcial. Exige que, tal como él se da en cuerpo y alma, la otra persona haga lo mismo por él.

Artículos relacionados

Anterior

A ver, que le regalamos a una persona del signo de Cáncer

Siguiente

¿Conoces las debilidades y las virtudes de los nacidos en Piscis?