Que significa cada luna en Cáncer

Cuando la luna gravita en Cáncer esta precisamente en el signo en el cual más le gusta estar: Su protegido. Esta luna es muy significativa y cargada de eventos emocionales para todas las personas. La luna es sentimiento, añoranza y nostalgia, el cariño que se mantiene a través del tiempo. También simboliza a la mujer, la femineidad y el amor de la madre por sus hijos y es una de las fuentes de energía que llega con más fuerza a las féminas, que reciben todo su poder y lo atesoran para salir adelante día a día.

De esta forma cuando esta luna impacta en el zodiaco, lo más normal es que los nativos de Cáncer nos sintamos nostálgicos, evocando viejos recuerdos de un pasado bonito y memorable, en compañía de nuestros seres más amados. Recordamos los momentos de cariño, con los que están y los que estuvieron alguna vez y dejaron una huella en cada uno de nosotros. Otro aspecto que resalta es nuestra intuición, siendo prudente tratar de ver las señales que nos da la vida. Con la Luna también debes tener presente su influencia sobre los mares y sus mareas.

Luna nueva y creciente en Cáncer

La luna situada en Cáncer es sentimiento puro y por ende, cuando la luna llena este situada bajo este signo lo que más se dan son los comienzos sentimentales. Toda amistad o noviazgo que inicie con esta luna estará cargada de magia y emocionalidad. El sentimiento de pertenencia se refuerza, al igual que los lazos familiares y todas sus demostraciones. Es probable que la comunicación de las personas se refuerce debido a la unión de todos estos aspectos, pero el mensaje a transmitir siempre será emocional e irracional.

Desde el sentir y no desde la razón. Por el contrario, cuando la Luna creciente esta en Cáncer, dejamos las palabras y pasamos a la acción. Estos por lo general son días cargados de pasión, oportunidad y experiencias inolvidables. Estas formarán futuros recuerdos que quedaran en nuestra memoria por años, formando nuestro pequeño baúl de memorias insustituibles, esas que en el futuro nos rememoraran lo bueno que fue el pasado.

La luna llena y menguante en Cáncer

Mientras más nos aproximemos a la luna llena más sentimentales nos pondremos. Esta nos recarga de memorias y no es raro que experimentemos alguna aflicción. Desahogarse y hacer lo que tu corazón te indica es lo mejor. Pronto, la luna menguante en Cáncer nos desintoxicará y genera limpieza en nuestro ser. Así que es el mejor tiempo para purificar el cuerpo y el espíritu. Tomar mucha agua y hacer rituales en estos periodos siempre es de provecho.

Aquí las penas que sentimos al ponernos nostálgicos deben irse y nuestra actitud estará bastante apta para ese trabajo de volver a olvidar y continuar. En conclusión, lo mejor de cada fase lunar en Cáncer es disfrutar de nuestra disposición más emocional. Decir lo que sentimos, vivir momentos pasionales, estar con la familia y posteriormente recordar y limpiar nuestras energías.

Artículos relacionados

Anterior

¿En qué disfrutas tu tiempo libre, Libra?

Siguiente

Una escapada romántica para Cáncer: ¿a dónde iría el cangrejo?