Los Médium: principales características y habilidades

Un médium es aquella persona que se le considera dotada de facultades paranormales y percepción extrasensorial, las que le permiten actuar de mediador en la comunicación de los espíritus con el plano terrenal. Muchas son las personas que buscan a este tipo de individuos para encontrar la presencia de seres fallecidos y darles a conocer sus mensajes. Estas son habilidades con las que se nace y se desarrollan con el paso del tiempo, si estás interesado en este tema y quieres saber más este artículo será perfecto para ti, ya que hablaremos de las diferentes características y habilidades de estas personas.

Tipos de médium

Se clasifican según las energías que perciben, a través de sus capacidades psíquicas. En primer lugar, encontramos a los que poseen capacidades galvánicas. Es decir, aquellos que son capaces de percibir la energía de los fallecidos, y también interpretar sucesos de cierta carga emotiva. Son consientes de sus capacidades desde muy niños, viviendo estas experiencias desde tempranas edades. Están los psicométricos, interpretan energías e historias a través de objetos por medio del contacto físico. Los clarividentes ven personas o imágenes reales a través de la mente, teniendo así el poder de descubrir los comportamiento de su interlocutor, como mentiras, estados de ánimo, etc..

Los clariaudientes oyen información generada por la energía remanente, como por ejemplo las voces de espíritus. Los catalépticos son capaces de entrar en momentos de trance en donde se comunican con entidades espirituales evolucionadas. Finalmente, aquellos de escritura automática, también entran en aquel trance, pero utilizan objetos para comunicarse en el momento, por lo general por medio de la escritura. También existen diferencias entre los hombres y las mujeres, los varones tienen un alto poder de percepción a través de la intuición. Mientras que las mujeres serán más explosivas, agresivas e independientes. Desarrollan su poder desde niñas.

Canales y percepciones

El canal hace referencia a la frecuencia de la comunicación telepática, estas determinan los niveles de claridad y canalización. En el proceso se tienen en cuenta tres componentes, hablamos del agente emisor que es la fuente de donde surge la información. El agente receptor, o sea el mensaje y el medio por el cual se transmite el pensamiento, idea, deseo, en fin, todos los conocimientos a dar. El buen desarrollo del canal y de todos los elementos que lo conforman, dependerán en gran medida de la astucia del médium para entablar un contacto con la entidad en cuestión.

El mensaje se puede dar mediante diferentes medios y percepciones, de las que el individuo tendrá que estar atento para ejecutar una buena labor. La percepción física, es la capacidad de comprender estímulos energéticos a través del cuerpo. La psíquica es la capacidad de percibir impresiones sensoriales claras. La vidente, como su nombre lo indica, de ver imágenes y espectros. Mediante la auditiva, poder escuchar sonidos y mensajes concretos y mediante el sonambulismo, ver hechos a través de los sueños. También está la sensorial pero no es muy común y puede llevar a la locura, pues trae graves consecuencias debido a confusiones.

Artículos relacionados

Anterior

Signos opuestos y complementarios del elemento Fuego

Siguiente

El vestuario de fiesta preferido por los signos de Fuego